Pehuén lanzó libro que hace radiografía del racismo en Chile

La socióloga estadounidense Patricia Richards es la autora de “Racismo. El modelo chileno y el multiculturalismo neoliberal bajo la Concertación 1990-2010”, investigación que da cuenta de las antiguas y nuevas formas de racismo sistémico que el Estado, organizaciones y la elite de la Araucanía ejercen contra el pueblo Mapuche.

patricia-richards

Dentro del neoliberalismo sólo caben discursos homogeneizantes. La diversidad cultural encuentra su única posibilidad mediante un multiculturalismo neoliberal incapaz de visibilizar la diferencia. En “Racismo”, Patricia Richards realiza una exhaustiva radiografía a las raíces del conflicto en La Araucanía a partir de los sutiles discursos discriminatorios que invisibilizan y niegan la existencia mapuche.

En diálogo con conceptos como “racismo sistémico” y “violencia simbólica”, la autora reconstruye una historia que intenta contextualizar los eventos contemporáneos del sur de Chile, para poner al descubierto la dominación y explotación que ha moldeado la relación entre el Estado chileno y los mapuche.

Patricia llegó a Chile para realizar su tesis de doctorado en torno a los discursos feministas en los movimientos de mujeres pobladoras y mapuche activas durante la dictadura. Poco antes, en 1999, no sabía mucho de la realidad de los pueblos originarios en Chile. De hecho cuando preguntaba, muchos chilenos negaban la existencia de los mapuche.

“Personas del Estado y conocidos me decían que hace mucho tiempo que no habían mapuche, que no era una etnia pura, todo ese discurso del historiador Sergio Villalobos. En EEUU también existe esa mirada hacia los pueblos originarios, desde la educación se les enseña como fantasmas, como parte del pasado pero la verdad es que son parte del futuro; primero porque existen, y luego porque tienen visiones de mundo que son mucho más probables para una supervivencia colectiva que el sistema capitalista neoliberal”.

La raza es una construcción social pero tiene consecuencias materiales importantes. El colononialismo en Latinoamérica fue un proyecto racial, diseñado para facilitar la opresión de los europeos sobre los indígenas y beneficiarse de su trabajo y recursos. Para Patricia, hoy continúa la visión subalterna que se tiene de los mapuche y que justifica la imposición de proyectos de desarrollo nacionales y plantaciones forestales en territorios ancestrales.

“Se crea un espacio para los que quieren ser indígenas de la manera en que conviene al Estado, dispuestos al asistencialismo y a una visión folclórica, y el resto que se queda fuera y se convierten en insurrectos -incluso ‘terroristas’- y sujetos a la represión”, explica Patricia Richards.

La socióloga se basó en casos concretos. Viajó al Wallmapu y recolectó experiencias entre las comunidades. “Los mapuche tienen claro que el racismo no es solo un asunto interpersonal, sino que es sistémico. Hablaron de la educación, del gobierno, del reconocimiento de derechos colectivos, todos temas que muchas veces se expresan de manera interpersonal pero que son estructurales”, advierte.

En su investigación se fijó en cómo desde un modelo heredero del colonialismo se pasó a un Multiculturalismo Neoliberal, que demuestra un cierto cambio en la actitud: la creación de la CONADI, la Ley Indígena y la inclusión de programas y beneficios para las comunidades enfocados a la erradicación de su pobreza. Un cambio que, sin embargo, no altera el resultado sobre los intereses del Estado, los colonos en el Wallmapu, y los grandes capitales forestales y la infraestructura creada para la economía de exportación del país.

racismo-portada

“Se crea un espacio para los que quieren ser indígenas de la manera en que conviene al Estado, dispuestos al asistencialismo y a una visión folclórica, y el resto que se queda fuera y se convierten en insurrectos -incluso ‘terroristas’- y sujetos a la represión. Es una política diseñada para evitar el diálogo político con los mapuche en sus términos y el resultado es la continuidad del despojo, la pérdida de recursos naturales y el privilegio del desarrollo nacional por encima de los derechos indígenas”.

Mediante un amplio espectro de entrevistados, Patricia logra obtener la visión de los agentes del Estado encargados de los programas y también de la elite local que se beneficia del racismo sistémico. El historiador mapuche Sergio Caniuqueo, destaca de este libro la polifonía de voces en contradicción sobre la percepción que tienen colonos, empresarios, intelectuales y activistas mapuche en torno a lo que el Estado denomina “Conflicto Mapuche”.

“Es sin duda el diálogo con las elites locales lo más novedoso de ‘Racismo’. Patricia Richards logra extraer de las elites sus construcciones teóricas, las que se fundamentan en sus propias historias de vida, su paso por la educación chilena y el imaginario continental que se tiene sobre los descendientes de los pueblos originarios (flojos, borrachos, inferiores), situándolos no en la caricatura, sino en su propia historia y racionalidades”, concluye el historiador.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s