Mariana Ruiz Johnson: “Soy muy barroca, me cuesta el vacío”

La artista argentina, autora de las geniales ilustraciones de “El valiente Juan sin diente” (Pehuén/Ojoreja), nos cuenta sobre sus procesos creativos, inspiraciones y sus próximos proyectos.

El destino de Mariana Ruiz Johnson (1984) estaba atado a la ilustración. Creció viendo los bocetos de sus padres, dibujando en su casa y casi sin darse cuenta, ya era llamada por diferentes editoriales de Argentina y transnacionales para darle vida a sus libros.

“Empecé hace más de diez años. La ilustración de libros era algo conocido para mí ya que mis padres trabajan diseñando e ilustrando para editoriales, así que crecí viendo el oficio muy de cerca. En un principio mi formación fue en Bellas Artes porque quería ser pintora, hasta que llegué a la Escuela de Ilustración Sótano Blanco en Buenos Aires y ahí me di cuenta de que lo que más me gustaba era ilustrar”, recuerda.

Al día de hoy esta ilustradora, graduada de Artes Visuales en el Instituto Universitario Nacional de Arte, en Buenos Aires, ha sido finalista del Premio A la Orilla del Viento del Fondo de Cultura Económica y obtenido distinciones como el VI Premio Internacional Compostela de Álbum Ilustrado 2013 y el Silent Book Contest en 2015.

Su trabajo, muy reconocible por su estilo barroco y colorido, está ligado a su propia biografía. Para libros como “El viaje de mamá” y “Mamá”, se ha inspirado en su propia  maternidad. Por eso no es una sorpresa que “El valiente Juan sin diente” (Pehuén/Ojoreja), tenga mucho de su hijo mayor. “Mientras lo hacía observé mucho a mi hijo, que tiene una edad similar a la del personaje, y eso resultó muy inspirador”, cuenta.

-¿Cuál fue la reflexión que hiciste antes de ilustrar “El valiente Juan sin diente”?

-Para mí, “El valiente Juan sin diente” fue un trabajo en equipo. Fue una de las pocas veces que tuve la posibilidad de dialogar cara a cara con los escritores Paula Fernández y Nicolás Schuff y hablar sobre ideas, texto e imagen. Fue un libro craneado por tres cabezas. Eso influyó mucho en mí trabajo: creo que lo potenció porque sentí que no sólo estaba ilustrando un texto ajeno, sino que era participe del todo.

-¿Cómo te enfrentas a la hoja en blanco?

-No suelo dar muchas vueltas. Por lo general, el texto me sugiere una imagen y trato de obedecer a esa primera impresión mental, porque confío en su potencia y en su autenticidad. Claro que luego comienzo a modificarla y se da la metamorfosis: el boceto se va transformando hasta llegar exactamente a lo que estoy buscando. Esto es posible, sobre todo, porque gran parte del proceso de mi trabajo es en digital, y esto permite un boceto que se va transformando y transformando sobre sí mismo.

-Tus ilustraciones son muy expresivas, con muchos colores y casi sin espacios vacíos ¿Cómo definirías tu estilo?

-¡Es muy difícil definir el propio estilo! Sé que el color es muy importante en mi trabajo, aparece desde el primer boceto. Aunque ahora me está gustando trabajar con fondo blanco. Yo siempre digo que soy un poco barroca, ja, sobre todo por el ‘horror vacui’. Me cuesta el vacío.

-¿Tienes algún nuevo proyecto en carpeta?

-Sí. Siempre hay proyectos. Tengo varios y muy diferentes. Algunos están relacionados con el lenguaje de la historieta. Y también estamos comenzando a pensar la segunda parte de “El valiente Juan sin diente”, pero aún no puedo contar mucho.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s